El tiempo estimado de lectura es de menos de 1 minuto

 Escucha la lectura de este artículo

 

  • Me dan igual tus razones, está mal y punto…
  • Déjalo, ya lo haré yo, como siempre..
  • Ya estamos como siempre, repitiendo los mismos errores…
  • No hay tiempo, ya tenía que estar hecho…
  • Hay que producir porque sino… no llegamos…

¿Qué pensarías de la persona a la que se le responde con las anteriores afirmaciones? probablemente pensaríamos: no se centra, ya está poniendo escusas, no aprende de los errores del pasado, no quiere ser autónomo, viene aquí a pasar el día… y otras muchas cosas.

Para encontrar la parte positiva a esta conversación inventada, afirmamos que el origen de estas respuestas tan rotundas y generalizadas en el ámbito laboral, pueden cambiar y transformarse en un aprendizaje, es decir, interpretando los errores como oportunidades de mejora y, no solo para los trabajadores, sino para la propia organización.

En el post HOP: Human and organizational performance se muestran los 5 fundamentos claves de esta filosofía. Pero, ¿tiene esto algo que ver con lo que denominamos Seguridad Basada en la Organización? La respuesta es sí, veamos como.

Fundamentos de la filosofía HOP

La gente comete errores: ¿POR QUÉ?

  • Las personas cometemos errores como condición humana. Esto no quiere decir que no se pueda trabajar por evitarlo, debemos ser conocedores de que esto ocurre y poner medios previamente.  Te planteamos lo siguiente: ¿sabes por qué ocurren los errores en tú organización?, ¿de qué fuentes obtienes la información para dar respuesta a estar pregunta? En muchas ocasiones al interpretar lo que ocurre, volvemos a cometer errores, es lo que llamamos sesgos o atajos mentales que nos permiten llegar antes a la información que buscamos, pero nos equivocamos de camino. Por tanto, tendremos que tener en cuenta que TODOS cometemos errores, tanto al ejecutar como al interpretar lo que está pasando.
  • Es por ello, que hay que hacer cierto esfuerzo en objetivizar lo máximo posible la información y ser conocedores de que esto nos ocurre habitualmente.

Muchas situaciones de error son predecibles: ¿CÓMO?

  • Las personas somos seres sociales, aprendemos y nos comunicamos. Por tanto, ¿por qué no preguntamos de manera directa y asertiva…¿por qué está pasando…?, ¿por qué no participan los trabajadores? No debemos dar por hecho según qué situaciones, es importante ser proactivos en la búsqueda de información, pero, ¿cuál es nuestra realidad?… “luego le pregunto”, “nada, me va a contar lo mismo de siempre, así no voy a perder el tiempo…”

Las conductas individuales son influenciables: ¿POR QUIÉN?

  • A todos y cada uno de nosotros nos influye nuestro entorno y nosotros mismos. ¿Qué significa esto? que no vivimos en una burbuja que nos impida interaccionar con nuestro entorno. Si nos paramos y pensamos qué y quién nos rodea, nos sorprenderíamos de todos los estímulos que provocan un cambio de actitud y comportamiento en nosotros mismos, ya sea a nivel positivo o negativo. Esta es una de las claves más importantes, trabajar desde un punto de vista holístico y global, la organización, en vez de desde un punto de vista individualista y reduccionista, el individuo. Es por ello el cambio de paradigma de la SBC a la SBO.

Los riesgos operacionales son perfectamente evitables: ¿CÓMO?

  • Quizá, este ¿Cómo? sea uno de los más “fáciles” de identificar y trabajar, ya que es la parte más objetiva aparentemente. ¿Cumplimos con lo que pone en los “papeles”? – “Sí”, -“No”, – “La verdad, no tengo la menor idea…”  ¿Cómo sabes que se cumple? En la actualidad, existen un conjunto de nuevas tecnologías que amplían el punto de vista que tenemos acerca de algunos acontecimientos de nuestro entorno, aportando objetividad a las situaciones, y además, permitiendo hacer estudios acerca de la ejecución de tareas asociadas a los puestos de trabajo.

Nuestra respuesta ante el fallo es importante: ¿POR QUÉ?

  • Ante los errores podemos tomar una actitud positiva o una actitud negativa. En la actualidad, los errores penalizan, provocando dos cosas, la desmotivación de las personas que forman parte de una organización, y, además,  perdiendo información sobre por qué ha pasado o, lo que es peor, mirando para otro lado. Y planteamos la siguiente pregunta, ¿las personas no nos equivocamos? Cuando ocurre un accidente o un error en una organización, y se mira para otro lado, no solo supone ausencia de aprendizaje para el futuro, sino que además, hacia el resto de la organización hacia el “qué más da, no pasa nada”.

A continuación, puedes ver cuál es una de las claves para poder trabajar, nuestro árbol, el sustento que alimenta para un adecuado crecimiento, la robustez de las ramas para poder generar un adecuado fruto, y este a su vez pueda aprovecharse y utilizarse para conseguir una adecuada y óptima mejora, que lejos de ser puntual, permanece en un continuo a lo largo del tiempo.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*