¿Cómo enfrentarnos a la Depresión Post Vacacional?

El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Nos pasamos el año planeando y esperando las vacaciones de verano y cuando queremos darnos cuenta nos encontramos de regreso, inmersos en un episodio de angustia, irritabilidad y desánimo al vislumbrar el retorno al trabajo: estamos hablando de la temida depresión post vacacional que experimenta ni más ni menos que el 57% de la población a la vuelta de sus vacaciones –según encuestas elaboradas por Randstad- aunque al no estar este síndrome considerado una enfermedad, es difícil obtener datos de incidencia fiables.

Los cambios de horarios, hábitos de sueño, la alimentación y el clima, son algunos de los factores que pueden causar esta situación de estrés, aunque el factor principal es la percepción del trabajo como algo hostil.

depresivo+postvacacional1-600x424

¿Cómo detectarlo?

Los principales síntomas que pueden indicarnos que estamos viéndonos afectados por el estrés post vacaciones pueden ser tanto físicos como psíquicos:

–    Tristeza
–    Irritabilidad
–    Pérdida de apetito
–    Insomnio
–    Alteraciones en la memoria
–    Problemas de concentración
–    Trastornos digestivos
–    Taquicardias
–    Cansancio
–    Ansiedad
–    Dolores musculares
–    Apatía
–    Nostalgia
–    Falta de interés

La población que más frecuentemente se ve afectada por la depresión post vacacional, se encuentra en la franja de edad de entre 30 y 45 años y es más común en mujeres que en hombres. Lo habitual es que este cuadro se supere en una ó dos semanas.

¿Cómo enfrentarnos a estos síntomas?

Está en nuestras manos poner remedio antes de que esta desagradable situación nos devuelva a la realidad al finalizar las vacaciones. Detallamos algunos consejos que pueden resultarnos de ayuda:

–    Mentalidad positiva: es el principal elemento. Afrontar el día a día con una sonrisa nos ayudará a nosotros mismo y ayudará a crear un buen ambiente a nuestro alrededor. Reforzar las conductas positivas entre las personas de nuestro entorno también ayudará a mejorar el ambiente laboral.
Dada la situación actual, merece la pena valorar lo afortunados que somos al tener un puesto de trabajo esperándonos. Hay que ser realistas y aceptar que marcharse de vacaciones conlleva tener que regresar y que después de un período de descanso toca volver al trabajo. Recordemos los días que hemos pasado, como un tiempo en el que hemos podido recuperar energías.
–    Regresemos un par de días antes de la vuelta al trabajo. De esta manera tendremos tiempo para adaptarnos, organizarnos y mentalizarnos de la vuelta al día a día.
–    Evitemos el estrés: empecemos por las labores que nos resulten más agradables o gratificantes. No nos colapsemos por el volumen de tareas pendientes, tomémonos nuestro tiempo para organizarnos y estructurar las actividades ya que es absurdo pensar que podremos hacerlo todo el primer día.
–    Reservemos tiempo para nosotros: al finalizar la jornada laboral, dediquémonos un tiempo, ya sea para relajarnos, para practicar algún hobby o para disfrutar de la compañía de familiares ó amigos. No dejemos que el día esté marcado únicamente por las horas laborales; nuestra vida continúa fuera del trabajo.
–    También nos puede beneficiar realizar ejercicio físico: nos ayudará a combatir el estrés además de resultar un beneficio para salud.

En definitiva, tras unas vacaciones en las que hemos conseguido desconectar y relajarnos, la vuelta a la rutina y a las obligaciones diarias puede resultar dura, pero poniendo optimismo y siguiendo estos consejos, podemos hacerla mucho más llevadera.

Ánimo y feliz vuelta de vacaciones.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons