Cómo aplicar gamificación y no morir en el intento

Gamificación
El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

La gamificación es el uso del pensamiento y la mecánica de jugabilidad en contextos ajenos a los juegos, con el fin de que las personas adopten cierto comportamiento. En otro post reciente ya hablamos sobre gamificación y sus aplicaciones en la formación de Prevención de Riesgos Laborales.

Gamificación

Move on!

Recientemente hemos asistido al taller “Gamification Model Canvas“, o lo que es lo mismo, al taller para aprender a descomponer la diversión en elementos comprensibles y aplicarlos a cualquier ambiente profesional. El kit básico y necesario para este taller lo compone un tablero, 96 cartas de decisión, enlaces a vídeos exclusivos, 2 tíquets para validar tu modelo o solicitar ayuda, un reloj de arena, lápiz, papel y las instrucciones. Sergio Jiménez Arenas, el creador de este modelo, te ayuda a comprender los conceptos subyacentes más importantes relacionados con este concepto y cómo debes preparar las cosas para diseñar una buena estrategia de gamificación.

La idea más generalizada sobre gamificación radica en la inclusión de medallas, puntos y trofeos asociados a ciertas acciones llevadas a cabo por el usuario. Aún siendo una idea correcta es solo la punta del iceberg.

Según Gartner, empresa consultora y de investigación de las tecnologías de la información, en 2014 el 70 por ciento de las 2000 mayores empresas globales tendrán, al menos, alguna aplicación gamificada. Contrariamente también en 2014 el 80 por ciento de las empresas que implementen técnicas de gamificación fallarán en el intento a causa de un mal diseño. Por este motivo, aprender a diseñar un buen proyecto de gamificación y aplicarlo correctamente es fundamental.

A lo largo del taller descubrimos que, contrariamente a lo que parece, gamificar un curso eLearning no es tan fácil como uno pueda imaginar. De hecho, de los 3 proyectos que se gamificaron en el taller, la formación fue el más complicado. Vimos que la gamificación se fundamenta en hipótesis y es el resultado de la interacción entre procesos y mecánicas de jugabilidad, comportamientos y componentes pensados por y para el usuario final. Cuando se pone en práctica es cuando te das cuenta si has logrado un buen diseño gamificado. Si los usuarios están “enganchados”, comparten información, observas una gran interacción entre ellos, hay una alta participación y una baja tasa de abandono… si todo este ocurre es que tu diseño gamificado ha sido todo un éxito.

Existen ya muchos proyectos que han logrado el éxito gracias a una buena gamificación. Algunos ejemplos:

  • Plan-It Commander, un juego serio para niños con déficit de atención e hiperactividad.
  • BBVA Innovation Center. Premiado por aplicar la gamificación en sus procesos bancarios online.
  • Sexu Muxu, proyecto psicológico para la educación sexual de los jóvenes en el País Vasco.
  • Quest for Oil, juego serio gratuito orientado a la industria petrolífera.
  • MindBloom Life Game, juego que mejora la calidad de vida de los jugadores de una manera simple y eficaz.

Viendo los resultados, ¿quién no apostaría por implementar la gamificación? ¿Habéis aplicado ya esta técnica en algún proceso con éxito? Os animo a que nos contéis cuál es vuestra experiencia en este terreno y como dirían en aquél programa de televisión, que seguramente muchos de vosotros recordaréis, a jugaaaar!

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

1 comment

  1. Pingback: Cómo aplicar gamificación y no mo...



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons