Buenas prácticas preventivas: El PJHA (Pre Job Hazard Analysis) en tareas sin procedimiento estándar operativo

El tiempo estimado de lectura es de menos de 1 minuto

 Escucha la lectura de este artículo

 

Esta buena práctica la localizamos en una compañía estadounidense dedicada al procesado de cereales para la industria de la alimentación humana y animal con la que colaboramos.
Uno de los principales valores de esta compañía es la generación de una cultura preventiva que permita, de una manera activa, la protección de la seguridad y salud de todas las personas que desarrollan su actividad en cualquiera de sus centros de trabajo.
La principal dificultad con la que se encuentran es la implantación de medidas preventivas en tareas en las que no tienen definido un procedimiento de trabajo. En trabajos de mantenimiento o de instalación, las evaluaciones de riesgos, en muchas ocasiones, son muy generalistas. En proyectos y obras, la implementación del Plan de Seguridad y Salud suele presentar dificultades por ser poco específico.
Este problema es abordado de manera muy eficaz por la compañía mediante la aplicación de los PJHA (Pre Job Hazard Analysis).

Antecedentes
En la compañía, en el día a día, se encuentran en los procesos productivos con muchas situaciones de riesgo calificadas como SIF (Serious Injury & Fatality), clasificando en estas todas las condiciones críticas presentes en sus procesos de trabajo.

La compañía tiene identificadas las principales situaciones de riesgo SIF que pueden darse en sus instalaciones. Por una parte, a nivel de la compañía se han identificado 12 condiciones críticas o “LifeSavers”, y que son los siguientes:

  1. Riesgo eléctrico
  2. Trabajos en caliente
  3. Trabajos de excavación
  4. Trabajos en espacios confinados
  5. Trabajos de izado
  6. Transporte, utilización o almacenaje de materiales peligrosos
  7. Trabajos en altura
  8. Trabajos de almacenamiento de materiales a granel
  9. LOTO (consignación de equipos)
  10. Seguridad vial
  11. Utilización de equipos móviles
  12. Riesgo ferroviario

Por otra parte, otras situaciones de riesgo calificadas como SIF son las siguientes:

  1. Trabajos en el interior de barcos / trabajos en el muelle
  2. Falta de protecciones en los equipos
  3. Fallos en los equipos de trabajo
  4. Otros

¿Qué es un PJHA (Pre Job Hazard Analysis)?
El PJHA (Pre Job Hazard Analysis) es una pre-evaluación de riesgos de una tarea. Con su aplicación se pretende identificar todas las condiciones SIF presentes en una tarea, y que, en caso de manifestarse, podrían tener como resultado para la persona la muerte o sufrir una enfermedad o heridas graves.

Objetivos al aplicar un PJHA
Los objetivos que pretende alcanzar la compañía al utilizar los PJHA son los siguientes:

  • conseguir que no haya un solo líder en seguridad. Cualquier trabajador puede ser un líder en seguridad.
  • actuar de manera eficaz ante los cambios que pueden presentarse en el lugar de trabajo.
  • que cualquier persona sea vigilante en seguridad, de modo que se genere una cultura preventiva entre todos.
  • integrar la prevención en la estructura de la empresa.

Principales barreras en la implantación
Las barreras principales con las que se encuentra la compañía al utilizar los PJHA son las siguientes:

  • La implantación en proyecto y obra no es fácil, debido a que dificulta y ralentiza algunas tareas.
  • El líder de la tarea debe saber transmitir a su equipo la necesidad de realizar el PJHA antes de iniciar el trabajo, y hacerles partícipes de las medidas preventivas a implementar en la tarea.
  • La diferente percepción del riesgo entre el personal propio de la compañía, y el personal externo hace complicado en ocasiones su implantación.
  • Es necesario un mayor tiempo para hacer el PJHA y un mayor tiempo de ejecución de la tarea.
  • La capacitación y el perfil del líder de la tarea no siempre es la adecuada.
  • La dificultad para mantener vivo el PJHA cuando la tarea se desvía de lo previsto inicialmente.

Mejoras conseguidas tras la implantación
Las principales mejoras que ha conseguido la compañía al utilizar los PJHA son las siguientes:

  • Conseguir una preparación más eficiente de la tarea (mejor acceso a la zona de trabajo, disponer, de inicio, de las herramientas de trabajo necesarias, y así evitar los “típicos” olvidos fruto de la improvisación, EPIs necesarios para llevar a cabo el trabajo, etc.).
  • Identificación de las condiciones de riesgo SIF presentes en una tarea de manera previa al inicio.
  • Generar un sentimiento de equipo entre los técnicos y los trabajadores.

Quien realiza un PJHA
Un PJHA únicamente puede ser realizado por personas con formación específica para su realización, sea personal interno o personal externo a la empresa. Por este motivo, deberán haber sido previamente capacitadas para su realización.
Una vez realizado, antes de su implantación, será validado por parte de un representante de la empresa, quien validará las medidas preventivas propuestas en el PJHA o, propondrá modificaciones en caso necesario, si no ve clara la propuesta.

Una vez validado, podrá llevarse a cabo su implementación antes de realizar la tarea.

Cuando se realiza un PJHA
La empresa ha definido que es necesario realizar un PJHA, cuando en una tarea en la que se identifiquen condiciones SIF presentes, se dé alguna de las circunstancias siguientes:

  • No exista un procedimiento estándar operativo, SOP (Standard Operating Procedure) que haya sido validado para ésta.
  • Siempre que la tarea sea no-rutinaria.
  • Se establece como excepción a su aplicación en aquellas tareas o actividades de bajo riesgo. Es decir, aquellas en las que no se identifiquen condiciones SIF presentes.

¿Qué NO es un PJHA?
Anteriormente hemos hablado del PJHA como una herramienta que pretende identificar las condiciones de riesgo SIF presentes en una tarea de manera previa al inicio, que debe permanecer “viva” en caso de que la tarea se desvíe. Para conseguir que esto se mantenga así, debemos tener claros algunos aspectos:

  • No es un mero ejercicio administrativo, ni más papeleo, como muchos documentos entregados al documentar la coordinación de actividades: se trata de un documento con aplicación claramente práctica.
  • No es un documento que se realice en la mesa de la oficina y que sea validado verbalmente o a través de una plataforma documental: el documento se realiza en el tajo, y es validado por un responsable de la empresa in situ.
    Es un documento validado por alguien sin formación: antes de su implantación, el documento debe ser validado por los responsables de la empresa con formación específica en PJHA.
  • La realización de un PJHA puede delegarse a otra persona sin formación: únicamente el personal con formación específica para la realización del PJHA, sea interno o externo a la empresa, puede realizarlo. Este personal habrá sido, por tanto, previamente capacitado para su realización.
  • Se asume que las condiciones de trabajo no cambian de un día a otro: el líder de la tarea informa sobre el estado actual al responsable que ha validado el PJHA, cada cambio de día o de turno se revisa para ver, en campo, si éste continua vigente o es necesario modificarlo.

Con esta buena práctica la compañía ha conseguido que la cultura preventiva esté muy presente en todos los niveles de la organización.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*