Buenas prácticas preventivas. Casos de éxito: BPI – Gestión de lesiones en Reino Unido

El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Cuando British Polythene Industries (BPI) inició a mediados de los años 90 su sistema de gestión en materia de seguridad y salud en el trabajo, detectó que los trabajadores que habían sufrido lesiones musculoesqueléticas tenían un promedio de 26 días de trabajo perdidos hasta reincorporarse a su puesto de trabajo.

Las consecuencias eran muy obvias: aumento de costes directos e indirectos y disminución de la salud de la plantilla de la organización. BPI decidió que debía adoptar medidas preventivas para evitar la sucesión de este tipo de trastornos, pero que a la vez era necesario adoptar otras medidas de carácter inmediato, con el objetivo de conseguir que todos los trabajadores pudieran volver cuanto antes a su puesto de trabajo, sin perjudicar a su estado de salud, acelerando el tiempo de respuesta en relación al diagnóstico y tratamiento de las lesiones.

PrintSe inicia el Programa de gestión de lesiones musculoesqueléticas

Una vez BPI establece el compromiso mencionado anteriormente, pone en marcha el Musculoskeletal Injury Management System (MIMS), que consistía en una dotación a la empresa de una red de 3.000 especialistas en la materia en el Reino Unido (traumatólogos, osteópatas, quiroprácticos, fisioterapeutas). Se consiguió que cada persona lesionada o con síntomas de lesión (sobrecargas musculares, dolores localizados…) fuera atendida antes de las 24-48 horas.

Después de una evaluación inicial de la lesión por un especialista (previo consentimiento de los trabajadores), se enviaba a la empresa un informe detallado con:

  • El alcance de la lesión.
  • El número estimado de tratamientos necesarios y su duración.
  • La aptitud del trabajador/a para su puesto: se determinaba si el trabajador/a podía desarrollar su trabajo habitual o bien había alguna restricción temporal (postural, de manejo de cargas, etc.); de esta forma se pretendía garantizar que el trabajador/a se pudiera incorporar gradualmente y con plenas capacidades físicas.

1588035771_97c41c2680_z

En el año 2001 se llevaron a cabo más de 400 sesiones de tratamiento; cada lesión tuvo un promedio de 3 tratamientos, con un coste total anual aproximado de 20000 euros.

Las claves:

  • No se discriminaba si la lesión era laboral o no (este factor es muy importante, puesto que muchas veces los trabajadores decidimos ir a trabajar condicionados por una lesión extralaboral y que pueda empeorar con el tiempo, pudiendo causar a largo plazo un absentismo de mayor duración).
  • El consenso entre la dirección de la empresa y los representantes de los trabajadores.

¿Aparentemente un gran gasto verdad? Se trata de una inversión segura:

Con el programa, se consiguió una:

  • REDUCCIÓN DEL ABSENTISMO: el 75% del personal permanecía en su puesto de trabajo mientras se sometía a tratamiento.
  • REDUCCIÓN DE INCAPACIDADES DE LARGA DURACIÓN de los trabajadores afectados.

 Beneficios:

  • Mejora de la salud de la plantilla y cohesión social dentro de la organización.
  • Aumento de la producción, debido a la reducción de la tasa de absentismo.
  • Reducción en el coste de las “primas” de seguros.
  • Mejora de la imagen de la empresa: oportunidades de negocio.
  • Retorno Sobre la Inversión. La empresa se ahorró casi unos 13 euros por cada euro invertido.
Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons