Buenas prácticas: Gestión personalizada de la CAE en el Consorci d’Aigües de Tarragona

La información concreta y adecuada de los riesgos que pueden encontrar las contratas en las instalaciones del cliente es fundamental para una gestión personalizada de la CAE

El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

 Escucha la lectura de este artículo

 

Antecedentes

El Consorci d’Aigües de Tarragona es un ente público encargado de captar agua de los canales de los márgenes del río Ebro a su paso por Tortosa (Tarragona), potabilizarla, controlar su calidad y distribuirla a sus consorciados (ayuntamientos y empresas privadas de la provincia de Tarragona). En su labor, el Consorci aplica criterios de eficiencia, sostenibilidad y responsabilidad social.

Para ello dispone de un conjunto amplio de instalaciones, estado entre las principales:

  • Captación e impulsión del agua
  • Estación potabilizadora (ETAP)
  • Almacenaje y recloración
  • Amplia red de distribución y suministro del agua a los consorciados (con sus diferentes elementos singulares).

Silos carbón activo de la ETAP del CAT

Al disponer de un conjunto tan amplio de instalaciones, precisa de una gran cantidad de servicios externos prestados por empresas contratadas (mantenimientos, reparaciones, servicios, obras, etc).

Uno de los principales valores del Consorci es velar por la seguridad de sus trabajadores. Tanto de los trabajadores propios como los de las contratas que le prestan servicio. No en vano, internamente computa como propio cualquier accidente en sus instalaciones de una de sus contratas.

Objetivo

Es sabido que la gestión documental de la CAE se ha convertido en algo tedioso y en muchos casos desproporcionado. En nuestro anterior post “Los excesos de la CAE” ya comentábamos sobre ello.

El RD 171/2004 establece la obligación de informar de los riesgos de las instalaciones que puedan afectar a los trabajadores de las empresas concurrentes y darles las debidas instrucciones.

La tendencia general suele ser que el empresario titular informa a las contratas de los riesgos en sus instalaciones vistos desde la afectación a sus propios trabajadores, que es la que normalmente está plasmada en sus evaluaciones de riesgos. En cambio son muchas las ocasiones en que los trabajadores de las contratas se mueven por zonas e instalaciones a las que no acceden los trabajadores propios, se exponen a riesgos a los que no se encuentran expuestos los trabajadores propios, y generalmente son riesgos que no constan en la evaluación de riesgos que se facilita a la contrata.

Por lo que en el mejor de los casos se está entregando información parcial de los riesgos de las instalaciones de la empresa titular.

En el caso del Consorci, un ejemplo muy claro de ello serían:

  • Accesos a cubiertas y en altura para mantenimientos y reparaciones de antenas y sistemas de telecomunicación
  • Accesos a espacios confinados o a espacios profundos para trabajos de limpieza, reparación o mantenimiento.
  • Etc.

Y es por ello que, en colaboración con PrevenControl, el Consorci ha ido un paso más allá en la gestión personalizada de la CAE, mediante la personalización de la información que facilita a sus contratas sobre los riesgos y medidas de sus instalaciones.

Vista de la ETAP del CAT

ETAP del Consorci d’Aigües de Tarragona

Buena práctica

Para conseguir esa gestión personalizada de la CAE se realizó el siguiente trabajo:

  • Listar todas y cada una de las instalaciones del Consorci a las que deben acceder los trabajadores de empresas contratistas.
  • Determinar qué tipos de trabajo realizan las contratas en cada instalación y en qué áreas de cada una pueden acceder.
  • Determinar cuáles son los riesgos que esas instalaciones y áreas afectan concretamente a los trabajadores de contratas.
  • Establecer las medidas preventivas de esos riesgos orientadas al punto de vista y afectación del trabajador externo.
  • Determinar qué instrucciones deben facilitarse a las contratas, orientadas al punto de vista del trabajador externo.

Una vez elaborada esta información de los riesgos propios para las contratas, se procede a la distribución de forma personalizada. Se facilita a cada contrata sólo la información que le corresponde, evitando así excesos de documentación que pueden llevar a la desinformación. Para ello, para cada contrata y cada tipo de trabajo:

  • Se valora a que instalaciones en concreto afecta
  • Se facilita sólo la información e instrucciones de las instalaciones o áreas a las que está previsto acceder.
  • No se permite el acceso a otras instalaciones que no se correspondan con el servicio a prestar y sobre las que no se dispone de la información de los riesgos.

Conclusión

Con esta práctica se consigue dar una información más adecuada y fidedigna de los riesgos propios de las instalaciones que pueden encontrarse los trabajadores de contratas.

Al mismo tiempo se ajusta la cantidad de documentación a facilitar y se evita la desinformación.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons