Aprendamos de la naturaleza: simplicidad en la complejidad

El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

El pasado año tuve la oportunidad de participar en el congreso Safety Granada 2014 sobre Factores Humanos. Hablamos sobre la gestión de la seguridad en sistemas complejos donde los accidentes pueden tener enormes consecuencias. Me refiero a la industria aeronáutica, ferroviaria, nuclear, petroquímica, etc.

derrame-petroleo-golfo-de-mexico

Los máximos expertos en Seguridad Industrial consideran inadecuado el análisis causa – efecto empleado habitualmente en prevención.  Este tipo de análisis funciona si lo aplicamos a procesos sencillos: A es causa de B y produce un efecto X.  Ejemplo: una superficie resbaladiza favorece el deslizamiento y puede favorecer un accidente por una caída al mismo nivel.

Los expertos, que para eso lo son, se atreven a abordar sistemas más complejos, presentes en las industrias antes indicadas, donde esos sistemas ya no obedecen a esa relación tan sencilla causa –efecto.

Disculpadme la deriva, pero estudié biología y he recordado aquellas clases donde intentábamos entender el metabolismo, es decir, los procesos químicos de transformación de unas sustancias en otras. Eso que hace que seamos como somos. Lo que transforma el pincho de tortilla en michelín y la cerveza en barrigota. Pero también hace que crezcamos, aprendamos, nos relacionemos, pensemos, etc. Procesos extraordinariamente complejos, plagados de relaciones y conexiones cruzadas. ¡Y sin embargo funcionan, pues aquí estamos nosotros para demostrarlo!

Como anécdota, para que os hagáis una idea de la magnitud de las relaciones metabólicas, fijaros en el siguiente mapa del metabolismo:

https://drive.google.com/file/d/0B88lJaOphC3zTmpSTHQyNVBrYTA/edit?usp=sharing

Pero volvamos a la seguridad. Nos quedamos en la memoria que los seres vivos somos muy complejos. Si alguien lo dudaba, ya lo hemos demostrado.

Ahora pensemos en un ingeniero que tiene que diseñar un proceso con unas entradas (energía, agua, lúpulo, malta, levadura, grits) y un resultado: una buena cerveza, un bien de consumo seguro, de calidad. Es evidente que por muy bien que se diseñe el proceso productivo, habrá alguna variabilidad (temperatura, acidez, cepa de levadura, etc) y no siempre y en todas circunstancias podrá obtener el 100% de lo que se pretende. Lo que le preocupa al ingeniero es que el rendimiento sea adecuado, estable y razonable: que se gane dinero, que se ofrezca un producto de calidad y que sea seguro y la gente lo disfrute y reconozca el sello de la marca. Hasta cierto punto, da igual qué sucede a nivel de detalle en el proceso siempre y cuando esté bajo control. Quiero decir que no necesita conocer pormenorizadamente cada levadura. Sólo queremos que funcione, y nos fijaremos en qué aporta calidad a la cerveza y qué se la resta. No analizaremos la contribución (causa y efecto) de cada levadura presente en el biorreactor. El objetivo es lograr una buena cerveza, no una tesis doctoral sobre la levadura del proceso.

Pues bien, eso mismo queremos en seguridad:

–          Tenemos un sistema complejo (como los seres vivos).

–          Tenemos unas necesidades y recursos limitados (en todo proceso productivo que se precie).

Hagamos como el ingeniero. Pasemos ahora a  nuestro sistema complejo con el foco de la seguridad.

Fijémonos en qué actividades introducen seguridad, en cómo los operarios emplean su capacidad para adaptarse a las circunstancias, sujetas a variación, para hacer que todo funcione. No pensemos en accidentes. Pensemos en indicadores de éxito. Asumamos que, como pasa en otros sistemas complejos (la célula, el reactor biológico donde se produce la fermentación alcohólica, etc), cometeremos errores, u oscilaciones en los niveles de seguridad. Pensemos en todos los procesos que llevamos a cabo en nuestras empresas sin comprometer la seguridad. Hagamos como los sistemas vivos: actuemos ante los errores estableciendo mecanismos de control, aprendiendo de ellos, eliminando lo tóxico, aprovechando aquello que nos aporta energía. Pero no pretendamos conocer al dedillo las causas que generan esas oscilaciones: es imposible, o al menos arduo e improductivo. Perderíamos un tiempo y unos recursos limitados que podremos emplear de otra manera más inteligente.

Fijaros, hablando de biología. La variabilidad en la herencia de nuestra especie nos ha permitido convertirnos en lo que somos. Ha dado lugar a la evolución. Apliquemos esa lección a la seguridad: dejemos que nuestros procesos varíen y se adapten (evolucionen) hacia mejores formas de hacer seguridad. No nos focalicemos en el accidente, en el fracaso. Fijémonos en lo productivo. Eliminemos las “mutaciones” sin provecho (exceso de procedimentación, procedimientos ineficaces, seguridad basada en la documentación, prevención formal, hiperlegalismo paralizador) y adoptemos sistemas de comunicación y participación interna (liderazgo) que permitan que todos actuemos de forma coordinada en un mismo objetivo: conservar la vida, asegurar la continuidad de los procesos, optimizar el gasto energético, reducir las pérdidas. Así es como ocurre en nuestras células. Y en la industria. Es natural.

¿Qué causa? ¿Qué efecto? Busquemos la simplicidad hasta en lo complejo: busquemos la seguridad.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Toni

    Toni

    Interesante y motivador artículo.
    Me quedo con la expresión de “hiperlegalismo paralizador”. Contundente y aplastante realidad del día a día que en la práctica hay que saltarse muchas veces para no acabar como la pescadilla que se muerde la cola.

    • Antonio Serrano

      Gracias por tu comentario, Toni. Se trata de aplicar lo que nos enseñan los sistemas más eficaces y productivos: lean management, gestión de la seguridad y salud en los países líderes (Estados Unidos, Canadá, etc), donde en el fondo se va al grano sin perder el foco hacia lo importante. Te animo a que sigamos compartiendo y construyendo juntos.

      Un saludo



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons