El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Las empresas están cambiando a un ritmo vertiginoso. Hemos dejado atrás el modelo de organización del siglo XX basado en la sociedad de la revolución Industrial para adaptarnos a la realidad de la Sociedad de la Información, del 2.0, del cambio constante. Y para que una empresa de esta época funcione y sea rentable debe tener directivos con ciertas características para motivar a sus colaboradores. ¿Qué puede aportar el Mindfulness a este nuevo modelo de liderazgo?

En un brillante artículo publicado el mayo pasado en este mismo espacio, se definían las características del nuevo modelo de directivo, el “Gefe”, el que motivaba a sus trabajadores implicándolos en un concepto de empresa que les ayudaba a aportar lo mejor de sí mismos sintiéndose felices por hacerlo. Lo que está claro es que este tipo de liderazgo no es ni sencillo ni espontaneo, puesto que requiere determinadas características personales que, a menudo, deben potenciarse y aprenderse. El mindfulness, la práctica de las técnicas que nos ayudan a experimentar el aquí y ahora, pueden aportar algunas de las habilidades esenciales para el líder. Según Javier Carril, socio Director de Execoach, cinco de ellas serían:
o-MINDFULNESS-MEDITATION-facebook-720x380

Foco en lo importante: dado que el mindfulness nos ayuda a visualizar con claridad lo que tenemos delante ahora, en el presente, lo que realmente es importante y decisivo nos aparece de manera mucho más clara. A menudo, la visión del directivo está sesgada por urgencias que impiden ver aquello que es decisivo para el buen funcionamiento de la organización. Tomar conciencia del momento presente en toda su plenitud es un elemento imprescindible para discernir entre lo que realmente es decisivo para el buen funcionamiento de la empresa.

Inteligencia emocional: se ha hablado tanto de ella que ya no escapa a nadie que la inteligencia emocional es un elemento imprescindible para gestionar adecuadamente equipos de trabajo. La empatía, la capacidad de motivar y apasionar a los demás con nuestra propia pasión viendo las necesidades y oportunidades del “otro” son características que se pueden trabajar entrenando la atención plena. Los grandes gestores de Recursos Humanos son aquellos que se muestran capaces de extraer lo mejor de cada uno de los componentes de un equipo para que funcionen a pleno rendimiento pero al mismo tiempo son felices porque trabajan haciendo aquello con lo que más disfrutan. La conexión interior con cada elemento de una organización es una característica imprescindible que puede mejorar considerablemente con el trabajo en el aquí y ahora.

Visión estratégica: saber a dónde va nuestra organización y cómo queremos que llegue a su destino es el punto de mira que guía las acciones de todo buen líder. Para ello, la claridad de objetivos que ofrece el mindfulness se vuelve fundamental. Este punto está muy relacionado con el foco en lo importante, pero con visión en diferentes aspectos: el foco en lo importante nos da cierta “clarivicencia” para destacar lo que es fundamental pero para ser capaz de hacerlo, tener una buena visión de dónde queremos ir es también imprescindible.

Flexibilidad ante el cambio: como decíamos al principio, si algo caracteriza la sociedad en que vivimos es el cambio constante. Y para sobrevivir en ella, es imprescindible adaptarnos de manera fluida a las nuevas situaciones. La rigidez de criterios y de miras de las antiguas organizaciones y sus dirigentes se ha convertido en un elemento obsoleto y completamente arcaico. La atención plena ofrece “flexibilidad cognitiva”, esa capacidad para moldearse en función de las necesidades del entorno que permite dar (y recibir) lo que es necesario en cada momento.

Creatividad e innovación: la creatividad es la capacidad de ofrecer lo que otros no han siquiera imaginado. Se trata de algo tan valioso en nuestros días que sólo una mente quieta, entrenada para detenerse y estar a nuestro servicio, libre de interferencias negativas, es capaz de conseguir. Detener la actividad física y poner plenta atención en nuestra mente permite a menudo que aparezcan de pronto ideas que podrían haber pasado desapercibidas en un ritmo de vida incesante pero que, ante la quietud del pensamiento, afloran dando una nueva perspectiva, una nueva visión que hasta el momento no se había tenido en cuenta. El “insight” es un concepto muy ulitizado en algunas ramas de la psicología que consiste en percibir o entender algo de manera completa, una especie de “iluminación” interna que permite comprender una situación que hasta el momento no se había podido asimilar. Algunos maestros zen utilizan un tipo de meditación determinado para vivenciar este tipo de experiencias.

mente sana

Pero la cosa no queda aquí en cuanto a características positivas que aporta esta práctica al personal directivo. Alejandra Sanchez-Yagüe, directora de Mindtraining, considera que “Llevar nuestra mente al presente nos convierte en líderes más seguros y eficaces pues ahorramos enormes cantidades de energía en rumiar sobre pensamientos catastrofistas o anastrofistas sobre el futuro o sobre sentimientos de arrepentimiento por nuestras equivocaciones del pasado.” Y evidentemente, esa energía que ya no se desaprovecha mediante elucubraciones sobre pasado (que ya no podemos modificar) y futuro (que no podemos prever) sirve para tomar decisiones mucho más acertadas basadas en un presente mucho más diáfano, porque se observa en toda su amplitud.

Las grandes empresas multinacionales ya han empezado a implementar programas para aplicar a sus directivos basados en la mejora de la atención, intención, autorregulación emocional y autoconciencia. Y como hemos visto en otras ocasiones, también aquí se está empezando a dar mucha importancia a esta herramienta de autoconocimiento para mejorar la toma de decisiones de las empresas, al mismo tiempo que mejora el rendimiento de los trabajadores y su percepción sobre la organización a la que pertenecen. Ojalá no quede solo en una moda pasajera y sirva para consolidar el nuevo modelo de relación entre la organización y sus componentes.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons