El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

cosas_cambio_no

 

A pesar de que, tal y como comentábamos en el post anterior, muchas cosas han cambiado enormemente, aún hay algunas, aunque no lo parezcan, que NO han cambiado, siguen estando como yo me las encontré por aquellas épocas y el tiempo solo ha hecho mas que refrendar, que difícilmente cambiarán.

Algunas de estas cosas, son:

«Los «malos» de la película

En aquellas empresas en que no esta arraigada la cultura preventiva, cuando sucede algo (malo) en materia de PRL, la responsabilidad (culpa), siempre es del SPA y del técnico asignado.

Por desgracia, la experiencia nos dice que lamentablemente aún quedan empresas (cada vez menos) en que esto de la Prevención (da igual la modalidad preventiva que elijan) no es rentable, sino que es un gasto (un impuesto más, seguro que hemos oído en ocasiones).

He conocido algunos casos,  incluso en los que existía una estrecha relación de varios años de trabajo entre la empresa y el técnico asignado, en la que tras un accidente grave ocurrido por falta de las consiguientes medidas de seguridad, al técnico se le presionaba incluso para que se cambiase la investigación del accidente, faltando a la verdad de lo ocurrido y de tal forma que perjudicase al trabajador. Ese mismo día, le comunicamos a la empresa la intención de no renovar el concierto, por motivos obvios.

Al final siempre ocurre lo mismo, se trata de buscar culpables en el exterior incluso comprometiendo el trabajo y las evidencias, con un único fin, que la «culpa» por los daños ocurridos y la «sanción» se la lleven otros.

«Las «fatalidades» como la causa de los accidentes/incidentes.

Las fatalidades no existen, solo son la justificación de la ineficacia de las medidas preventivas que no se han llevado a cabo o que no se han tenido en cuenta.

Los accidentes de trabajo no se producen por una coincidencia de fatalidades, sino por una concatenación de causas. El hecho de que estas no estuvieran perfectamente controladas, no puede dar lugar a una justificación tan barata.

Una de las cosas que jamas he podido soportar, es cuando alguien del área o dpto. de Prevención de una empresa que ha tenido un accidente (normalmente de grave hacia arriba), sale a la palestra para intentar convencernos a los demás, que no ha habido causas principales y secundariassino que ha sido fruto de la fatalidad. Que los astros se han posicionado de tal forma, que un cúmulo de despropósitos y casualidades fatales se han combinado, y han dado lugar a la materialización de las consecuencias.

Lamentablemente el daño ya esta hecho, pero con esta teoría podríamos explicar el 100% de los accidentes de trabajo.

El problema sería que estos se seguirían produciendo una y otra vez, dado que el control reactivo y las medidas que de este control se derivaran, como consecuencia de una investigación tan poco o nada «rigurosa», no existirían, al no ser estudiadas.

Al final toda la gestión y planificación preventiva en una empresa, se podría reducir, a un:

Cuando vayáis a trabajar «tener cuidado de no haceros daño»

«Los SPAs son ONGs

Efectivamente, los SPAs no son empresas (como entendemos cualquier empresa por definición, en las que además de otras cosas, debe haber una finalidad económica interna), sino que son entidades que se financian, no se sabe muy bien por quien ni como, pero se financian, en las que existen recursos ilimitados y que estos deben de ponerse a disposición de cualquiera para llevar a cabo cualquier tipo de acción que se exija, bien por una normativa o por la aplicación de ciertos criterios de interpretación de esa normativa.

Algunos ejemplos que evidencian esto serían:

  • Cubrir necesidades con la contratación de recursos humanos adicionales a los exigidos por la Orden Tin 2504/10 y/o recursos materiales (aplicación informática o software específico) con el consiguiente esfuerzo económico añadido, para volcar una base de datos de todos las empresas y sus respectivos datos de concierto, en un tiempo limitado, incluso cuando la base de datos destino, genera problemas de volcado.
  • Solicitudes para la autorización sanitaria de UBS en determinadas zonas, en las que un requisito ineludible, es la previa contratación del personal sanitario, lo que implica un coste inicial y antes de poder empezar a generar ningún beneficio, lo que hace ya de mano ruinoso el planteamiento.
  • Adquisición en propiedad de equipos de medición (incluso algunos que son raramente utilizables o muy pocas veces utilizables) y que suponen un esfuerzo económico importante, para que estén en un armario «muertos de risa» y a la espera que se dé alguna situación en la que poder amortizarlos.
  • Aplicación de criterios poco coherentes, en relación al apartado anterior, de interpretación de la Orden Tin 2504/10 (Artículo 1. Recursos materiales y humanos de las entidades especializadas que actúen como servicios de prevención ajenos y Anexo II) y que en ocasiones se han llegado a exigir de una forma desproporcionada (p.e: disponer estos recursos por cada delegación de un SPA, e independientemente del numero total de técnicos del SPA).
Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*