AHP: un método para fortalecer la toma de decisiones en SST

El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

Qué difícil es… tomar decisiones importantes, ¿verdad?

Seguro que esta mañana, cuando has desayunado, has tardado muy poco en decidir qué te ibas a comer o cuántas cucharadas de azúcar echar a tu café. Puede que decidir la ropa con la que te ibas a vestir te haya generado alguna duda más, y hayas considerado para ello lo que dijeron del tiempo ayer por la noche en las noticias. Pero, sin duda, cuando has llegado a la oficina para la reunión en la que debíais decidir qué acciones implantar este trimestre o con qué colaboradores contar, te ha resultado aún más complejo tomar la decisión. Aparecen un montón de variables y condicionantes que escapan a nuestro control y que siembran la incertidumbre ante la situación que enfrentamos y, sobre todo, ante las consecuencias que se puedan derivar de tomar una decisión u otra.

Pues bien, esto solo es un ejemplo de cómo en un día cualquiera, e independientemente del contexto en que nos encontremos, tomamos decisiones permanentemente. Ya sean sencillas, mecánicas, como el hecho de elegir qué vamos a desayunar o cómo nos vamos a vestir, o complejas y trascendentales, como qué acciones tomar en un determinado proyecto que nos han encomendado en nuestro trabajo.

Esto cobra especial importancia cuando disponemos de muy poca información o cuando tenemos que tomar una decisión considerando aspectos cualitativos, difíciles de valorar. Más, teniendo en cuenta que nuestro cerebro funciona realmente bien cuando tiene que comparar entre 2 alternativas, pero que pierde efectividad a medida que se añaden opciones en comparaciones conjuntas.

Analytic Hierarchy Process (AHP)

Es en ese tipo de situaciones donde resulta de especial interés apoyarse en herramientas que nos ayuden a resolver el problema.

Entre todas ellas, destaca desde la década de los 70 el Analytic Hierarchy Process (AHP), desarrollada por el profesor Thomas L. Saaty. En su origen, este método fue utilizado por el departamento de Defensa de EEUU para la resolución de una serie de problemas concretos en los procesos de toma de decisiones.

Es un método de decisión multicriterio que nos ayuda a seleccionar entre distintas alternativas en función de una serie de criterios o variables de selección, normalmente jerarquizadas, y que suelen entrar en conflicto entre sí. La estructura jerárquica de arriba a abajo sería: objetivo final, criterios y subcriterios (si aplica) y finalmente las alternativas a comparar (ver imagen). Uno de los aspectos fundamentales del método es elegir bien los criterios y subcriterios de selección, definirlos adecuadamente y que sean mutuamente excluyentes.

Ejemplo de estructura para decidir la compra de un coche

Cómo funciona AHP

Para realizar la comparación pareada se utiliza la Escala Fundamental de Saaty (ver tabla). Esta es una de las claves del éxito de este método, ya que esta escala nos permite transformar aspectos cualitativos en cuantitativos, facilitando notablemente la comparación entre las distintas alternativas y dando lugar a resultados más objetivos y fiables. Sin entrar en detalles matemáticos, cabe destacar que otro de los puntos fuertes del método es poder valorar la consistencia de nuestra decisión para validarla como la mejor opción.

Escala fundamental de comparación por pares (Saaty, 1980)

La mecánica de funcionamiento del método es sencilla. Se trata de ir haciendo comparaciones pareadas siguiendo la escala fundamental, en cada uno de los niveles jerárquicos.

Primero se determina el peso de cada criterio o variable.

Ejemplo de matriz para valoración de criterios
Ejemplo de ránking de criterios ponderados

Una vez obtenidos estos, se comparan las distintas alternativas existentes para cada criterio. El resultado es la ponderación de las alternativas para cada una de las variables ponderadas previamente.

Ejemplo de matriz para la valoración de las alternativas para un criterio concreto. P. ej. Estética del vehículo

Finalmente, el producto de ambas nos da la ponderación global. Obteniendo así el ránking definitivo de nuestras alternativas para la toma de decisión.

Ejemplo de ránking definitivo de las alternativas

Ventajas de aplicar AHP

En definitiva, se trata de una matriz de comparación por pares, donde el decisor determina su preferencia relativa de un concepto respecto a otro, e indica además la intensidad de dicha preferencia según la escala.

A continuación, enumeramos algunas de las principales ventajas de utilizar AHP en tus procesos de toma de decisiones:

  • Facilita la reflexión
  • Considera todas las alternativas
  • Ayuda a estructurar el razonamiento
  • Verifica su consistencia
  • Permite alcanzar un resultado objetivo y fiable.

En PrevenControl hace tiempo que utilizamos AHP en muchos de nuestros proyectos para ayudar a nuestros clientes en sus procesos de toma de decisiones. Si quieres saber cómo, no dudes en contactar con nosotros.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*