Ahorro energético en la oficina: una inversión asegurada

El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

El año 2014 arranca con subidas en el precio de la tarifa eléctrica de nuevo.

La tarifa eléctrica será un 2,3 % más cara de media durante el primer trimestre de este 2014 siendo ya España uno de los países europeos que más caro paga el consumo energético. Con éstos datos, nadie duda de la necesidad de mirar con lupa el gasto energético de nuestras empresas que afecta de forma muy significativa en las cuentas de nuestro negocio, además del impacto medio ambiental que esto supone.

Cuando hablamos de ahorro energético a nivel industrial probablemente nos viene a todos a la cabeza acciones que implican grandes inversiones con retornos a medio/largo plazo. La realidad es que para actividades de servicios, desarrolladas en edificios de oficina se pueden implantar medidas a muy bajo coste o incluso nulo cuando hablamos de cambios de hábitos o concienciación de los propios trabajadores o usuarios de las instalaciones:

–      Aprovechar la luz natural

–      Apagar las luces y equipos cuando no se utilizan

–      Usar el modo de ahorro de energía de los equipos

–      Mantener la temperatura en 20 ºC en invierno y 24 ºC en verano

–      Cerrar puertas y ventanas cuando esté funcionando el sistema de climatización

–      Aprovechar la ventilación natural siempre que sea posible

–      Reducir al máximo el consumo de papel, tinta y material de oficina

–      Separar los residuos convenientemente y reciclar

Independientemente de los cambios de hábitos, otros cambios a tener en cuenta pueden ser:

–      Instalación de bombillas de bajo consumo o LED, con un coste inicial superior pero con un consumo mucho menor y con una duración muy superior. También pueden ser interesantes los detectores de presencia y los sensores de luz natural, que evitarán el consumo innecesario de luz artificial cuando no haya nadie en la oficina o no sea necesaria.

–      Establecer un sistema de climatización adaptado a cada zona puede ayudar a ahorrar muchos costes a final de año.

–      Otro aspecto importante sobre las instalaciones es el correcto sellado de puertas y ventanas, para evitar las fugas de frío o calor al exterior.

–      Si se va a alquilar o comprar un nuevo espacio de trabajo para la actividad empresarial, estudiar detalladamente el Certificado de Eficiencia Energético del inmueble, un documento obligatorio desde abril del año 2013 y que describe el consumo y aprovechamiento energético del local.

–      Renovación de equipos e instalaciones: Los ordenadores portátiles consumen mucho menos que los equipos de sobremesa, así como las pantallas LCD gastan menos energía que los tradicionales monitores.

 eficiencia-energetica

Datos aportados por Euroconsult cifran en 1.380 millones de euros anuales de potencial de ahorro energético alcanzado por los edificios de oficinas en España a través de un uso mejorado de la ingeniería energética.

Así, parece interesante estudiar la posibilidad de establecer un Plan de mejora de la gestión energética de nuestra oficina siguiendo los siguientes puntos de forma esquemática:

–      Conocer la situación inicial de nuestra organización: equipos, consumos y hábitos de los trabajadores

–      Elaboración de un plan interno de medidas para el ahorro y la mejora de la eficiencia energética del centro

–      Comunicación de las medidas a todos los trabajadores – seguimiento y resultados

–      Cambio de hábitos de los usuarios del local.

Se adjunta manual para quien esté interesado en ir mas allá e introducir el ahorro y la eficiencia energética como elementos principales en la gestión de sus centros de trabajo.

Hasta las acciones más pequeñas y sencillas encaminadas a la reducción de los consumos energéticos pueden tener un gran impacto positivo si todos los actores implicados las ponen en práctica.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Buen artículo Lluís,
    Esperemos que los “fijos” de las facturas no malogren el ahorro en los “variables”, el consumo de energía.
    Recordar revisar la potencia y modalidad contratada después de aplicar medidas de mejora.
    Quienes estén en el entorno de Bilbao, podríamos visitar vuestro centro de trabajo y asesoraros.
    Saludos,
    Angel

  2. Sólo una pequeña puntualización que ahora mismo no es relevante: el certificado de eficiencia energético es obligatorio desde junio de 2.013.

    Por lo demás, interesante artículo. Se agradece el enlace al manual.



He leído y acepto la Política de privacidad.