El tiempo estimado de lectura es de 7 minutos

En la actualidad persiste cierta resistencia cultural a la formación eLearning en materia de prevención porque se suele considerar de menor calidad que la presencial.

Son frecuentes las actas de Inspección de Trabajo que cuestionan la validez de la formación eLearning en prevención de riesgos laborales. Veamos un extracto de un caso real de acta de infracción por formación elearning:

InspecciónY he asistido a varias jornadas en las que los representantes de Inspección de Trabajo afirmaban que el eLearning puede ser una buena herramienta para dar formación “teórica”, pero que no es admisible para llevar a cabo la formación preventiva del artículo 19 de la Ley de PRL porque no se puede llevar a cabo la formación práctica.

Sin embargo, numerosas investigaciones han puesto de manifiesto la pertinencia de esta metodología de formación, concluyendo que no hay una diferencia significativa entre el aprendizaje a distancia y el aprendizaje en el aula tradicional, y que por tanto puede considerarse tan eficaz como la presencial. El propio INHST dispone de informes que refrendan este aspecto.

Las nuevas tecnologías pueden aumentar incluso la efectividad de este tipo de enseñanza interactiva apoyada en vídeos, estudios de casos para estimular la discusión, demostraciones de procesos para el manejo de equipos, e incluso los famosos serious games.
CleanEs por ello que me gustaría evidenciar toda una serie de 5 prejuicios a mi modo de ver erróneos sobre la formación eLearning en prevención de riesgos laborales: 

1. “La formación presencial es una formación práctica”: Errónea asociación entre presencialidad y formación práctica.

El hecho de estar frente al alumno en una aula (siendo generosos, un mínimo de un 90% de las formaciones en las empresas) no garantiza en absoluto que se dé una formación práctica.

Presencialmente se pueden mostrar vídeos (en eLearning también), se pueden hacer consultas (en eLearning también), pero la sola presencia del formador, no proporciona conocimientos prácticos al alumno.
Elearning

2. “A distancia no se puede realizar formación práctica”: Errónea disociación entre virtualidad y formación práctica.

Se disocia categóricamente la virtualidad y la formación práctica. Paradójicamente, una de las profesiones de mayor riesgo, como es la de piloto de aviación, efectúa un buen número de formación práctica a través de un simulador de vuelo:
SimuladorEs evidente que hay determinadas tareas en las que es preferible efectuar una formación a pie de máquina (manipulador de puente-grúa, etc), pero no es menos cierto que hay muchas otras en las que es perfectamente complementable e incluso sustituible por una buena formación eLearning. Es más, en eLearning se pueden simular situaciones dificilmente reproducibles en la práctica real: por ejemplo: el conducir un aeroplano de noche y con tormenta:

13Todo ello con la posibilidad de acceder a un tutor on-line que nos resuelva las dudas en todo momento.

3. “La formación a distancia no es válida para formar en prevención”: Errónea asociación entre formación “a distancia” y “eLearning”.

Una cosa es una formación a distancia, con un manual en papel, otra es una formación “on line”, que puede ser igualmente con un manual en PDF, y otra muy distinta es una formación eLearning. No se puede confundir el canal por el cual accedemos a la formación, con la metodología formativa. Por tanto, hay eLearnings y eLearnings. Algunos muy buenos, y algunos nefastos. Y por consiguiente, hay cursos e-learning muy válidos, y otros que no lo son.
11En ocasiones nos puede ser útil, por ejemplo, para filmar una clase magistral de un logopeda de reconocido prestigio, y utilizarlo después como complemento para formar profesores de escuela, que de ningún modo podrían acceder a recibir aquella lección de un logopeda reputado. De ahí el éxito de los Webinars o los Moogs, o de plataformas como TED.

Paradójicamente, puede que muchos de los técnicos en prevención que vayan a visitar a las empresas hayan estudiado a distancia. Por lo que resulta que a distancia se puede aprender física cuántica y en cambio no se puede aprender, con todos los respetos, cómo hacer una hamburguesa sin sufrir quemaduras…

4. “No es posible comprobar que sea realmente el trabajador quien haga el curso eLearning”: Errónea creencia.

Por esta regla de 3, tampoco podemos saber si el alumno que está presencialmente en una aula, está atento o está pensando en el gol que anoche hizo Diego Costa o está medio dormido.
200407901-001Por otro lado, normalmente este tipo de formaciones se suelen impartir en horas de trabajo y al inicio de la incorporación de una persona al trabajo. Los software de gestión de las plataformas formativas eLearning (moodle, chamilo, etc), son los estándares utilizados hoy en día en todas las universidades del mundo. Pueden controlar el tiempo de lectura de cada diapositiva o slide, los tempos de cada tema, pueden insertar exámenes entre tema y tema, y no proseguir hasta que no se haya aprobado, etc.

Todo ello, por supuesto, con un sofisticado sistema de identificación del alumno que no debe conllevar problema alguno. Para mayor seguridad, el examen se puede realizar con algún supervisor de la empresa al lado.

5. “Hasta que no cambien la normativa, no se puede hacer formación eLearning en PRL”: Errónea interpretación de la LPRL.

El artículo 19 de la LPRL establece que el empresario debe proporcionar al trabajador una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada. En ningún momento el legislador habla de que esa formación tenga que ser presencial.
12La Ley de Prevención de Riesgos Laborales data del año 1995. Ésta a su vez, transponía una Directiva Europea del año 1989. Pero no nos iremos tan lejos. Vayamos a 1995. Para que nos podamos dar cuenta de cómo han cambiado los tiempos, en 1995 no teníamos ni internet, ni teléfonos móviles, GPS, cámaras de fotos digitales, realidad virtual, etc, etc, etc.

El sólo hecho de la aparición de internet se podría decir que ha revolucionado el mundo en todos los sentidos. Los smartphones, también. Pues bien, según parece, toda esta tecnología no se puede usar en prevención de riesgos laborales dado que no lo prevé la Ley. ¿Cómo podía predecir el legislador todos estos cambios? Efectivamente, no podía. Pero para ello redactó una norma lo suficientemente abierta para que fuera interpretable en función de la evolución de la sociedad. Por tanto, todo es un problema de interpretación, que se solventa con voluntad que quererlo solventar.

Francamente, el hecho de negar el uso del eLearning es equiparable a no querer utilizar un escaner para detectar un tumor, sino simplemente quedarse con la exploración táctil.
Amigos, la tecnología está ahí. Y se puede usar perfectamente. Tiene muchas ventajas tanto como formación principal así como complementaria.

Anualmente, se edita el Informe Horizon, que es una de las herramientas líder usadas por los más destacados directivos en universidades y museos para determinar las prioridades de tecnología en más de 75 países. Este informe hace años que habla de la utilización de técnicas como la realidad aumentada para la formación, los asistentes virtuales, la impresión 3D, etc. Tenemos herramientas descomunales.  Este informe efectúa la previsión de que las nuevas tecnologías harán que los entornos de trabajo se convertirán al 100% en virtuales para el año 2020. Quedan 6 años. Las gafas de realidad aumentada están ya en el mercado. La tecnología Kinect, también. Y aqui algunos le quieren poner puertas al campo…. La inseguridad jurídica que esta política genera, provoca que no se desarrolle más I+D+i en este sector, lo que es un problema enorme que además nos resta competitividad.

El próximo día 11 de junio en Madrid se celebra una jornada para debatir todos estos aspectos: “La efectividad de la formación eLearning en la Prevención de Riesgos Laborales“. Este será el primero de los encuentros que tiene previsto realizar el recién creado Forum de Excelencia Preventiva, y cuya motivación es reunir a uno de los máximos representantes de la administración, a los autores de los estudios que avalan la validez de la formación on-line, y a empresas que llevan a cabo las mejores prácticas en formación eLearning para concluir la efectividad, la eficiencia y en definitiva la validez de este tipo de aprendizaje.

Allí os esperamos!

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

13 comentarios

  1. Hola Joaquim, verdades como puños… No se como hay gente que aún duda de estos razonamientos que son totalmente lógicos. Para que apuestan las empresas por modernizarse (máquinas, equipos, instalaciones) cuando resulta que para una cosa tan sencilla como es dar una formación no se pueden utilizar. Y que conste que seguramente como bien indicas para algunas formaciones es mejor tener delante al profesor o al equipo del que estamos hablando porque viéndolo y tocándolo es más fácil de entenderlo, pero con la realidad virtual y los simuladores hoy en día casi puedes dar formación de cualquier cosa.

  2. Genial la entrada! Estoy totalmente de acuerdo en la validez y fiabilidad de la diversidad en metodología de formación para PRL. Creo que los inspectores deberían también adecuarse a los nuevos tiempos, pues me sigo encontrando criterios del tipo: “¿solo ha dado a distancia la formación? Tiene que tener una parte presencial”.
    Felicidades por el artículo, Joaquim

  3. Estoy escribiendo un artículo, que calculo que saldrá en noviembre de este año en el que no pongo en duda sólo la formación online, sino toda la formación a distancia.
    Sólo voy a dar dos pautas:

    – El punto 4 tienes toda la razón, pero sea presencial o online, para que sea formación debe haber evaluación. Y si un alumno se pasa la clase presencial durmiendo y luego me aprueba el examen, pues a mi ya me va bien.
    – El sector de la construcción ha relegado a un nivel residual la formación a distancia (que abarca la formación online)…y esa será la tendencia del futuro

  4. Esas luminarias que se atreven a interpretar que es formación teórica y que práctica, ahora que me expliquen cuando es suficiente y cuando es adecuada ¿a qué no hay… Neuronas?
    Claro que el e-learning es una modalidad valida, efectivamente se deben cumplir unos requisitos para ello, pero como en la presencial.

  5. Joaquim Ruiz

    Joaquim Ruiz

    Hola Alfonso I (muy apropiado en un día tan monárquico). Estoy ansioso por leer tu artículo, pero creo que estamos confundiendo metodología de aprendizaje con el canal por el que accedemos a ella. De los numerosos estudios realizados (muchos de ellos del mundo de la construcción, por cierto), evidencian que la formación blended learning (o semipresencial), deviene uno de los canales más eficaces. La forma en que se presenta la formación incide en los resultados de aprendizaje, mejorando cuando se incluyen imágenes, presentaciones o vídeos, siendo una buena práctica la de utilizar imágenes de la empresa, donde los protagonistas son los propios trabajadores. De este modo se propicia un aprendizaje significativo basado en las experiencias de los participantes. Así lo hemos tratado varias veces en este blog: http://prevenblog.com/la-formacion-en-prl-nos-podemos-quedar-en-el-metodo-tradicional/.
    El problema radica en que la mayoría de programas actuales de eLearning no estarían siendo diseñados desde una perspectiva práctica que facilite la interacción y el aprendizaje reflexivo y ahí es donde habría que poner el énfasis.
    El profesor García Aretio define la enseñanza a distancia como “un sistema tecnológico de comunicación masiva y bidireccional, que sustituye la interacción personal en el aula de profesor y alumno como medio preferente de enseñanza, por la acción sistemática y conjunta de diversos recursos didácticos y el apoyo de una organización tutorial, que propician el aprendizaje autónomo de los estudiantes”. Recomiendo leer el informe del INSHT al respecto, coordinado por el profesor Diego Cobos que nos acompañará el próximo día 11 de junio en Madrid.
    Por otro lado, lo interesante más allá del examen que comentas, es hacer una evaluación periódica al alumno para comprobar si ha interiorizado los conocimientos y destrezas. Así lo comentábamos a mediados del mes pasado en este mismo blog: http://prevenblog.com/como-valorar-el-impacto-de-una-formacion-el-modelo-kirkpatrick/.
    Finalmente, indicarte que precisamente el sector de la construcción ha realizado un cambio de rumbo en cuanto a la utilización de la formación eLearning, y que el principal organismo que trabaja en formación en contrucción, la FLC, ya utiliza el blended learning como elemento formativo, y tiene en preparación nuevos proyectos al respecto: http://www.seguridad-laboral.es/formacion-y-legislacion/formacion/la-flc-refuerza-su-formacion-a-traves-de-videojuegos
    Naturalmente, no hace falta describir las bondades de la formación presencial de calidad. Pero estoy seguro que es mejor una buena formación eLearning o blended, que según qué sesiones formativas presenciales.
    Insisto, agradezco tu aportación y espero tu artículo. Estoy seguro que dispones de un método formativo presencial estupendo, pero no es el único camino a seguir, ni podemos girar la espalda a lo que viene con fuerza.
    Saludos

  6. Susana

    Un interesante artículo Joaquim. Desde mi punto de vista, en lo que se refiere a la formación en PRL, queda mucho que hacer. Por una parte existe una conciencia de que la formación es un trámite burocrático más lo cual desprestigia el valor de la misma, tanto por el trabajador, como por empresario, quienes no se plantean su calidad en beneficio para el trabajador. Esto hace que nos encontremos con precios ridículos en formaciones regladas (algunos se ofrecen en páginas web de ofertas). Sin embargo hay que tener esa formación porque “me la piden” o porque “si pasa algo” me la van a recurrir. Esto hace que nos encontremos con alumnos nada motivados ante la formación a recibir, ya que se le ha presentado como una obligación, un trámite más de quien le contrata.
    Frente a esto nos encontramos con la oposición a la formación eLearning de muchos, quienes usan como argumento su falta de calidad al no ser presencial. Mientras quien interpreta la Ley (teórica-práctica) siga pensando en que eLearning al no ser presencial no indica práctica, estaremos obligados a demostrar que esa práctica es suficiente y adecuada analizando el contenido de su programa, algo que no he visto que se haga con la formación presencial. Es el miedo a lo “nuevo”.
    Entonces, ¿por qué nos encontramos con esta dualidad de opiniones acerca de la calidad de la formación en prevención?

  7. Joaquim Ruiz
  8. Luis Ramos

    Luis Ramos

    Joaquin, me parece un estupendo articulo por el tema tan importante de aplicación ya no solo a todo el ámbito de la SST sino a cualquier actividad en general y asimismo por la claridad de su exposición.
    Lo primero que considero que se ha de plantear a la hora de analizar cualquier herramienta o recurso ( y la formación lo es ), es que pensemos si es eficaz para lograr el objetivo que se busca y una vez conseguido este objetivo nos debemos tambien plantear si esta herramienta es ademas eficiente y aquí la eficiencia requiere no solo conseguir el objetivo sino a menores costes.
    Con estas premisas he pensado en particular en nuestro caso que tenemos la herramienta 1 (formación presencial) y la herramienta 2 (formación on-line)
    Son eficaces y eficientes las dos herramientas pensando en un mismo objetivo ?
    Vamos por partes:
    En cuanto a la eficacia lo primero que hay que decir es que no depende de que la formación sea presencial u on-line, sino de otros factores como el diseño de la accion formativa, que se hayan definido previamente de forma precisa los objetivos y necesidades de los asistentes, que se hayan definido asimismo como se plantearan en el curso los conceptos (teoría) y la asimilación por la persona (practica) y como sera la evaluacion para medir esta eficacia de forma objetiva.
    Si todos estos temas están bien definidos podremos decir que la formación sera eficaz y esto es idénticamente aplicable a si es presencial u on-line.
    En cuanto a la eficiencia hemos de partir de que lo que valoramos es cuantos recursos hemos destinado a conseguir esta formacion eficaz y aquí si que la cuestion es innegable, puesto que para un mismo colectivo y objetivos a cubrir, no se puede comparar la eficiencia y optimización de costes que se consigue con la formacion on -line en realcion con la presencial.
    Asi que como conclusión que me permito comentar ya no solo para las inspecciones de trabajo sino para todos los responsables de estas actividades, es que lo que hace falta es valorar primero que me ofrece el curso ? (me garantiza eficacia) ? y despues si tengo varias opciones de curso eficaz, busquemos la mas eficiente (seguro que en esta linea el curso presencial no podrá competir con el on -line.

  9. Hola a todos,
    Excelente artículo!!!, felicitaciones.
    Yo creo que en lo que menos se ha trabajado es en evaluar la eficacia de la formación.
    Entiendo como eficacia que se consigan crear hábitos en las personas que aprenden, de modo de garantizar comportamientos seguros.
    Cualquier opinión técnicamente argumentada sobre un tipo u otro de formación debería pasar por el impacto que provocan en los comportamientos de los entrenados, después de comprobar los impactos en los conocimientos y habilidades desarrolladas (que no garantizan aún que se usen, pero son condición necesaria). Lo demás son opinones sin base de datos, sin datos…mi opinión dependerá de mi influencia sobre los demás, no necesariamente de la realidad
    Saludos,
    Ricardo Montero

  10. Pingback: Prevencionar - El Rincón de Joaquín – “Hasta pronto ORP, cómo habrá cambiado todo cuando volváis…”

  11. Telmo

    Excelente artículo. El futuro de la formación PRL está, cada vez más, enfocado hacia el e-learning. Eso sí, igual que hay formación presencial de pésima calidad también puede haberla muy mala en el formato a distancia y esto es lo que hay que evitar y no poner en duda un novedoso modelo que puede ser de gran ayuda para que los técnicos PRL formemos a nuestros trabajadores. He participado en varias formaciones online como alumno y me han resultado de gran ayuda para mi desarrollo profesional, incluyendo esa parte práctica a la que parece hay tanto miedo. Remato añadiendo que cada vez más los técnicos PRL nos encontramos con serias dificultades para reunir a un grupo de trabajadores en una sala con objeto de impartir una formación preventiva presencial. El e-learning nos va a ayudar a transmitir lo especificado en la Ley y tenemos que aprovechar este recurso.

  12. El curso entero quizá no pero no estaría de más implementar un poco el acceso a otras personas porque no todo el mundo tiene la capacidad de desplazarse hasta la zona y gastar un dinero, podría haber una forma de ampliar las maneras y aunque sean conceptos teóricos, un saludo

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto

Asunto (requerido)

Mensaje (requerido)

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento


Simple Share Buttons