El tiempo estimado de lectura es de 6 minutos

¿Sabías que tu nivel de productividad en el trabajo depende de la ansiedad? El estrés laboral genera tensión y preocupación constante al trabajador o directivo, tanto en su lugar de trabajo como a nivel personal. Según Alejandra Sánchez Yagüe, Directora del Programa MBSR (Mindfulness para la reducción del estrés), “El estrés laboral disminuye la productividad hasta un 30%”. La verdad es que puede llegar a afectar mucho tu rendimiento, por eso es muy recomendable aprender a gestionarlo.

Según Mª Ángeles Hoyo Delgado, experta del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, el estrés laboral es “una respuesta fisiológica, psicológica y de comportamiento de un individuo que intenta adaptarse y ajustarse a presiones internas y externas. El trabajador percibe que no dispone de los recursos suficientes para afrontar la problemática laboral y aparece el estrés”.

Existen maneras para prevenir o moderar el estrés, como cambiar, eliminar o adquirir nuevos hábitos. Hoy, siguiendo los consejos de expertos en la materia, vamos a recomendarte cómo puedes adaptar tu rutina para combatir el estrés.

¿Cómo evitarlo?

Para empezar tienes que conseguir instaurar nuevas rutinas. Es importante que tanto en el ámbito de trabajo como en el personal, aprendas a gestionar de manera positiva tus responsabilidades y actividades diarias, siguiendo unas pautas concretas y aplicándolas con persistencia. ¿Por dónde empezar? Si sigues los siguientes 10 consejos saludables que hoy te presentamos, notarás la diferencia.

  1. Ponte objetivos

Intenta marcarte siempre y de forma continua metas alcanzables. No más. De esta forma cuando llegues a ellas sentirás que tu motivación y satisfacción laboral aumentan. Un gran ejemplo sobre este asunto la dinámica de entrenamiento del reconocido corredor de montaña Kilian Jornet. Él nos dice “Metas, hay muchas, lo que hay que hacer es reinventarse cada vez, buscar siempre nuevos retos para seguir motivado”. En efecto, si te sientes estimulado continuamente para ejecutar ciertas tareas alcanzables, lograrás tus objetivos con éxito.

  1. Planifícate

Es muy importante que programes tus actividades. Así gestionarás tu tiempo y sabrás cómo, cuándo y en qué lo empleas. ¿Sabes cómo hacerlo? A día de hoy existen aplicaciones para controlar tu tiempo realmente útiles cómo los calendarios online. Con ellos puedes anotar todas tus tareas y programar rápidamente eventos. Además puedes acceder a tu calendario y al de tus compañeros de trabajo, si ellos te dan el permiso, desde diferentes dispositivos. Encontrarás herramientas muy completas como Google Calendar, Time Tracker- Live Time, más sofisticada y compatible únicamente con dispositivos iPhone, iPad y iPod touch y también otros instrumentos dedicados a administrar exclusivamente el horario laboral, como Work times. Si te acostumbras a usarlas sentirás un mayor control de la situación y ello te ayudará a combatir el estrés, los nervios y la ansiedad.
IMATGES PREVEN

App Work times para iPhone, iPad y iPod touch

IMATGES PREVEN2

Aplicación Google Calendar

  1. Aprende a decir “NO”

Ante cualquier demanda que no te pertenece debes saber decir “NO”, para evitar acumular cargas innecesarias. No abarques más de lo que puedes asumir. Si así lo haces, te sentirás frustrado e insatisfecho ya que no llegarás a todo.

  1. Comunícate

Ante un problema que te genera incomodidad, por ejemplo, que la temperatura o el ruido en tu entorno de trabajo te molesten, debes hablar con la persona adecuada y exponerlo. No lo dudes, hazlo; ya que éste obstáculo puede ser el responsable de tu estrés laboral y no dejarte trabajar con total tranquilidad. Expresa la situación de manera amable; posiblemente consigas una mejora en tu atmósfera de trabajo y salgas ganando.

  1. Relájate

Aprende a encontrar momentos de relax. Tómate un tiempo para ti y para tu mente. Practica técnicas de relajación, cómo el yoga o la meditación ya que te ayudarán a mejoran la capacidad de autocontrol y gestión de tus emociones. Ante un momento crítico, otra técnica muy efectiva que te ayudará es controlar tu respiración: inspira de manera pausada y profunda, varias veces, intentando relajar tu mente y concentrándote en tu aspiración. Así, obligarás a tu corazón a latir más lento y reducirás tus niveles de ansiedad.

  1. Muévete

Practicar ejercicio es otro gran aliado en la gestión del estrés laboral. Si haces deporte de modo regular liberarás endorfinas, una hormona muy potente para la salud y el bienestar físico y mental que reducirá tu nivel de estrés. Además, descansarás mejor por las noches.

  1. Desconecta

Busca momentos para ti en medio de tu jornada laboral. Estira las piernas, ve por un vaso de agua o a por un café ya que despejarás tu mente del estrés. Si descansas de vez en cuando, rendirás más.

  1. Descansa

Como todos ya sabemos, para estar bien y rendir hay que dormir. No sólo es necesario hacerlo las horas recomendadas, sino reposar bien. Existen factores cómo el uso de dispositivos electrónicos que afectan a tu descanso. El reconocido médico y especialista en medicina del sueño, Eduard Estivill, nos dice:mucha gente utiliza el teléfono móvil justo antes de dormir o apaga el ordenador instantes antes de acostarse y esas actitudes causan el mal dormir en gran medida”. Él asegura que las 2 horas previas al acostarse son claves y que dentro de ese período es recomendable evitar el uso de aparatos electrónicos.

  1. Deja el tabaco

Si fumas plantéate dejar de hacerlo ya que además de mejorar tu salud y tu nivel de energía, también aumentarás tu autoestima por el hecho de haberlo conseguido. Además numerosos estudios, como el de la revista Addiction, 2010, han verificado qué dejar de fumar reduce los niveles de estrés.

  1. Come sano

Eres lo que comes, por lo tanto, los alimentos que ingieras también están relacionados con tu nivel de estrés. Una alimentación sana ayuda a combatirlo. Evita comidas pesadas, come ligero y te sentirás mejor. No sólo importa el qué comes, sino también la frecuencia con qué lo haces. No te limites a desayunar, almorzar y cenar: incorpora el hábito de comer 5 veces al día y así, ayudarás a tu sistema digestivo ya que  el gasto calórico y la metabolización será menor cada vez que comas, tendrás más energía, y rendirás más.

En conclusión, si cambias tu rutina y añades nuevos hábitos saludables cómo los expuestos, ayudarás a combatir el estrés laboral. Es posible que algunos de estos consejos ya te los hubieras planteado antes, pero ahora que tienes todas las pautas para empezar a aplicártelos, no lo dudes y dedícate a reinventar tu rutina, ya que si quieres que algo cambie, ¡empieza cambiando tú!

Mejora tanto en tu entorno personal como profesional y siéntete a gusto contigo mismo. Tan sólo debes incorporar éstas nuevas prácticas que te recomendamos de una manera progresiva.

¿Por cuál te sientes capaz de empezar hoy?

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*